Desde el 15 de junio Chile ya cuenta con su Academia de Cine, la cual tiene como objetivo promocionar películas, apoyar a los profesionales relacionados con el cine chileno y  fomentar la creación de producciones nacionales.

En un acto celebrado en las oficinas de CinemaChile, estuvo presente la ministra de cultura, Alejandra Pérez, la ministra de fe de esta formación, Daniela Jofré, el director de la premiada película “Una Mujer Fantástica”, Sebastián Lelio y su productor, Juan de Dios Larraín, entre actores y otros profesionales del séptimo arte.

La ministra chilena de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Alejandra Pérez, anunció hoy viernes la creación de la primera Academia de Cine en el país. “Este es un día histórico para el campo audiovisual chileno, para la difusión de sus obras y sobre todo para el necesario vínculo con los públicos”, sostuvo Pérez durante un encuentro con cineastas y productores.
“Con la creación de esta academia estamos iniciando un camino que hace mucho ya pavimentaron países como Estados Unidos, España y México, que organizan sus propios premios Oscar, Goya y Ariel, respectivamente”, enfatizó.

 La ministra mencionó los reconocimientos otorgados a las cintas chilenas en los últimos años como Historia de un oso y Una mujer fantástica, galardonados con el Premio Oscar.
“Felicito la convicción y el coraje con que año tras año han luchado para sacar adelante a esta academia, que une a guionistas, actores, directores y productoras que trabajan por el cine chileno”, aseveró Pérez.

En la ceremonia participaron como miembros fundadores de la Academia de Cine los directores Sebastián Lelio (Una mujer fantástica) y Silvio Caiozzi (Y de pronto el amanecer), la actriz Paulina García (Gloria) y los productores Miguel Asensio (No estoy loca) y Bruno Bettati (El futuro).
A ellos se sumaron los cineastas chilenos Gustavo Graef Marino (Johnny cien pesos), Sergio Castilla (Gringuito) y Francisco Hervé (La ciudad perdida).

Las academias de cine son instituciones privadas sin fines de lucro, compuestas por profesionales de todas las disciplinas del cine para la promoción de películas y profesionales de la industria cinematográfica.
Las academias de cine en el mundo se encargan de tareas como seleccionar las películas postulantes a los premios de academia de otros países, tales como los Oscar, los Goya españoles o los premios Ariel mexicanos.